Conferencia sobre medidas implícitas en bloqueo económico contra Venezuela dictan en Turquía

Caracas, 16 de mayo del 2019.- El embajador de Venezuela en Turquía, José Bracho Reyes, dictó una conferencia sobre las medidas implícitas en el bloqueo económico contra Venezuela, con la finalidad de seguir dando a conocer los efectos que tienen las sanciones impuestas por los Estados Unidos, así como las nefastas consecuencias que este ataque continuado tiene para sus habitantes.

La actividad, que tuvo lugar en la Universidad Yeni Yüzyıl de Estambul, inició con la proyección del documental “Venezuela, oscura causa”, del periodista e investigador Hernando Calvo Ospina, para poner en contexto los factores geopolíticos, económicos e histórico-sociales que han influido para convertir a la nación suramericana en un apetitoso objetivo imperial.

El diplomático aseguró que en Venezuela, “más que la permanencia o derrocamiento de un Gobierno, se está definiendo el destino político de toda América Latina”.

Asimismo, explicó cómo el proceso revolucionario bolivariano ocupa el centro de un escenario en el que se libra una contienda que trasciende los límites territoriales de la Nación y denunció el resurgimiento de la violenta y peligrosa Doctrina Monroe, con la que Norteamérica pretende la dominación del continente, en contraposición con la Doctrina Bolivariana, que sostiene la idea de la unidad y la construcción de una Patria Grande Latinoamericana.

El embajador explicó cómo el Decreto Ejecutivo 13.692, firmado por Barak Obama, en marzo de 2015, en el que califica a Venezuela como “una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad y los intereses de los Estados Unidos”, brindó el argumento legal a su sucesor, Donald Trump, para arremeter sin escrúpulos en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

El diplomático venezolano durante la conferencia resaltó que todo tipo de armas y estrategias han sido puestas en práctica contra Venezuela: guerra mediática, cerco diplomático, acoso económico y financiero, terrorismo urbano y guerra psicológica, entre otros.

“El bloqueo financiero internacional contra Venezuela impide que el país recurra a mercados de valores mundiales para renovar sus títulos de deuda pública o solicitar nuevos”, aseguró Bracho.

Destacó que además del embargo de la empresa Citgo, al Estado venezolano le han confiscado alrededor de cinco mil millones de dólares en distintas instituciones financieras, a saber: 1359 millones de dólares en el Banco de Inglaterra, 1728 millones de dólares en el Novo Banco de Portugal, 508 millones en el Clearstream de Alemania, 465 millones en Sumitomo de Japón, 267 millones en el North Capital y 220 millones en el Citybank.

El Embajador resaltó que este bloqueo brutal e ilegal no solamente dificulta y encarece las importaciones y las operaciones del Gobierno, sino que además imposibilita la compra de productos vitales como medicamentos, alimentos, recursos imprescindibles para la siembra o repuestos para el mantenimiento de las plantas generadoras de electricidad.

Citando un estudio del Center for Economic and Policy Research (CEPR), Bracho comentó que las sanciones contra Venezuela han reducido la ingesta calórica de la población, disminuido el acceso a medicamentos y aumentando la mortalidad (tanto de adultos como de niños), también ha desplazado a miles de venezolanos como resultado de la depresión económica y la hiperinflación resultante de las acciones norteamericanas en contra del país.  /VTV canal