Cultura y costumbres de Venezuela: Llanerismo

Juegos tradicionales venezolanos

En Venezuela existen diversos juegos y juguetes tradicionales producto de la mezcla de influencias que actuaron sobre la formación de la cultura criolla de este país. Entre los juguetes más populares se cuentan la perinola, el yo-yo, el gurrufío, el trompo, las metras, la zaranda y el papagayo, así como las muñecas de trapo. En el grupo de los juegos destacan la popular carrera de sacos, las rondas, saltar la cuerda, la candelita y el palito mantequillero.

A continuación se detallan los juegos y juguetes que han divertido a los venezolanos a través de los años:

La perinola

Este juguete está formado por dos partes, una superior o cabeza y una inferior o base en la que debe encajar la primera. Ambas partes están unidas por un cordel. Inicialmente la perinola era construida artesanalmente con latas vacías y palos o tallando las partes en madera, actualmente se fabrican con plástico.

El trompo

Tiene forma torneada semi-circular y una punta metálica. Se juega enrollándole un cordel o guaral alrededor y lanzándolo al suelo haciéndolo girar sobre su propio eje. Artesanalmente es elaborado en madera o totuma, actualmente se consigue hecho de plástico.

El yo-yo

Consta de dos partes circulares unidas en el medio por una pequeña cuña cilíndrica que las mantiene separadas a una corta distancia. En la cuña se enrolla un cordel que permite al niño hacerlo subir y bajar. Tradicionalmente se fabricaba en madera, hoy día se elabora comercialmente con plástico.

El gurrufío

Este juguete consta de una lámina circular de madera, lata o plástico, en la cual se realizan dos agujeros a través de los cuales se pasa un cordel o guaral. El cordel se hace girar y luego se estira haciendo que se enrolle y desenrolle para que el disco de vueltas.

Metras

Son bolitas de barro, madera, vidrio o porcelana que se hacen rodar sobre el suelo para chocarlas unas con otras. En ocasiones se sustituyen por semillas esféricas. Existen infinidad de variantes para este juego.

El papagayo

Nació hace miles de años en tierras asiáticas y llegó a Venezuela, al igual que muchas otras tradiciones, gracias a los colonizadores españoles. Consta de una estructura liviana de madera que se cubre con papel de seda, una tela liviana o plástico. Se le amarra un cordel y se le hace volar con la fuerza del viento. En ocasiones se le agrega una cola de tela que le brinda estabilidad.

Carreras de sacos

Es una carrera en la cual los participantes cubren sus piernas con unos sacos que deben sostener con sus manos. Para avanzar sólo es válido saltar, sin soltar el saco. El primero en llegar a la meta es el ganador.

El palo ensebado

Un grupo de participantes intenta trepar a un palo o poste que ha sido previamente engrasado para aumentar la dificultar de la tarea.

El palito mantequillero

Un niño esconde un palo o varita y el resto debe buscarlo. El niño que sabe la ubicación del palito da pistas a los participantes usando la palabra caliente cuando están cerca y frío cuando están lejos.

Aprende a preparar tu propio casabe

Ingredientes:

Yuca

Preparación:

Se pela la yuca. Se lava. Se ralla.

Se deja escurrir en un colador. Se prensa muy fuertemente para sacarle todo el jugo.

Para prensarla puede utilizarse un sebucán (utensilio indígena para este fin hecho de fibras de cana), una prensa, un cincho o simplemente un paño que con la yuca rallada en su interior se tuerce fuertemente hasta sacarle todo el jugo o “yare”, que es venenoso y del cual se obtiene el almidón de yuca.

Sobre un budare caliente se vierte la cantidad de yuca necesaria para cubrirlo.

Se extiende esta con una espátula de madera para formar una capa de unos tres milímetros de espesor, rellenándola donde sea necesario, y se cocina hasta que la harina se aglutine o endurezca, doblando y apretando el borde con una espátula (alrededor de 1centímetro) para hacerlo más fuerte y manejable.

Se cocina hasta que comience a dorar y se pueda voltear y esté completamente dura y manejable.

En el sistema de elaboración popular del casabe, estas tortas se ponen luego junto al fuego o budare, apoyadas entre palos para que se acaben de secar.

Finalmente se ponen las tortas al sol para que se sequen bien y no corran peligro de enmohecerse. /DL

Mitos y leyendas del Guárico

Aparición de la Virgen de las Tres Rosas

En el año 1999, el hijo de la señora Luisa Castillo de Requena se enferma de la columna, por lo que debía ser intervenido quirúrgicamente. En ese momento varias personas le sugieren que haga una petición a la Virgen de las Tres Rosas, para que ayude a su hijo a superar su situación de salud. A pesar de ser devota de la virgen la señora Luisa no había pensado en pedirle. No obstante, mientras su hijo estaba hospitalizado en Maracay, visita una capilla que estaba en el hospital y pide por la salud de su hijo. Al salir del hospital compra un libro que incluía la novena de la Virgen de las Tres Rosas por lo que aprovecha la coincidencia y empieza a rezarle la novena. A los pocos días, su hijo fue dado de alta y ya no fue necesaria la operación. Desde entonces, la señora Luisa se unió a la devoción por la virgen, prometiéndole evangelizar en su nombre, por un año. Después de lo vivido comienzan las apariciones de la virgen en su habitación en la que irradiaba una luz muy brillante y dejaba escarcha a su paso. Todas las personas devotas de la virgen dan fe de los milagros que realiza y de las sus apariciones.