Putin ordena tomar medidas exhaustivas para preparar respuesta simétrica a EE.UU. ante su salida del INF

23 de agosto del 2019.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó tomar las medidas necesarias para dar una respuesta simétrica a las acciones de Estados Unidos (EE.UU.) en el contexto de la suspensión del Tratado sobre Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (Tratado INF), informó el Kremlin.

“Ordeno al Ministerio de Defensa de Rusia, al Ministerio de Exteriores y otros departamentos específicos analizar el nivel de amenaza creada por las acciones de EE.UU. para nuestro país y tomar medidas exhaustivas para preparar una respuesta simétrica”, declaró el líder ruso en una reunión con los miembros del Consejo de Seguridad de Rusia.

Asimismo, el presidente ruso aseveró que EE.UU. orquestó una campaña de desinformación contra Rusia, acusándola de violaciones del Tratado INF, cuando el verdadero objetivo era desmantelar el acuerdo y desarrollar nuevos misiles, reseña nota de Sputnik.

El mandatario ruso denunció que el gobierno estadounidense ensayó su nuevo misil de crucero apenas 16 días después de la retirada oficial del Tratado INF.

“Es evidente que no fue una improvisación sino otro elemento de una cadena de eventos que se habían planeado y ejecutado con antelación” dijo Putin.

También apuntó que Rusia estaba al corriente de que EE.UU. venía desarrollando armas sujetas a restricciones en el marco del Tratado INF y en más de una ocasión lo dijo a la otra parte.

“En lugar de enmendar esa situación intolerable y retomar el cumplimiento del acuerdo, EE.UU. orquestó una campaña de propaganda sobre la supuesta violación de las cláusulas del mismo por parte de Rusia. A todo el mundo le queda claro ya que el único objetivo era tapar lo que Washington estaba haciendo en contra del acuerdo y que desde un principio tenía la intención de abandonarlo”, destacó.

Para el Presidente ruso, el plan estadounidense consiste en “zafarse de las restricciones impuestas, quedar con las manos libres para desplegar misiles antes prohibidos en diversas partes del mundo”.

“Políticos estadounidenses de alto rango declaran que los nuevos sistemas podrían emplazarse en un principio en Asia Pacífico, lo que afecta nuestros intereses vitales porque la región se encuentra cerca de las fronteras de Rusia”, subrayó Putin.

No obstante, recalcó que “Rusia sigue estando abierta para un diálogo constructivo e igualitario con EE.UU. para restablecer la confianza y fortalecer la seguridad internacional”.

El líder ruso destacó también que Rusia nunca quiso, no quiere y no va a involucrarse en una carrera armamentista, “costosa y dañina” para su economía.

El mandatario ruso aseguró que la retirada de Washington del Tratado sobre Misiles Antibalísticos (ABM) obligó a Rusia a desarrollar nuevos tipos de armamento:  “El desarrollo de nuevas armas, de sistemas armamentísticos sin iguales en el mundo, se debió, o mejor dicho, fue provocado por la salida unilateral de EE.UU. del Tratado sobre Misiles Antibalísticos (ABM) en 2003”.

En estas condiciones, resaltó el Presidente, el Gobierno ruso se vio obligado a garantizar la seguridad de su gente y su país, “lo estamos haciendo ahora y desde luego seguiremos haciéndolo en el futuro”.

Estados Unidos y la Unión Soviética suscribieron en 1972 el Tratado sobre Misiles Antibalísticos o Tratado ABM para limitar el número de misiles antibalísticos. En 2002 Washington se retiró del pacto de manera unilateral. La oda de EE.UU. del Tratado ABM puso en peligro la disuasión nuclear, según el Kremlin. /VTV CANAL

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.