Puerto Cabello, 25 May (Prensa Vicepresidencia Económica).- El Vicepresidente del Área Económica y ministro del Poder Popular para el Petróleo, Tareck El Aissami, expresó este lunes que con la llegada del buque iraní Fortune y los demás buques que ya están en la Zona Económica Exclusiva de Venezuela y que van a seguir arribando al país, provenientes de la República Islámica de Irán, se expresa la autodeterminación de los pueblos.

Así lo expresó durante el recibimiento del buque Fortune en el Muelle 4 de la Refinería El Palito, en Puerto Cabello, estado Carabobo, junto al embajador de la República Islámica de Irán en Venezuela, Hojjatollah Soltani; el ministro del Poder Popular para la Defensa, General en Jefe Vladimir Padrino López; el almirante en jefe Remigio Ceballos; el presidente de PDVSA, Asdrúbal Chávez y el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava.

El buque Fortune, el primero de cinco tanqueros iraníes que llega a Venezuela cargado con gasolina se ha convertido en símbolo de la hermandad y la solidaridad entre la República Islámica de Irán y la República Bolivariana de Venezuela.

“Enviamos, a nombre del presidente Constitucional, Nicolás Maduro Moros y del pueblo de Venezuela, nuestro agradecimiento al pueblo iraní y a todas sus autoridades que se han expresado de manera firma, valiente, al garantizar que se venga avanzando en los acuerdos de cooperación energéticos que existen entre Irán y Venezuela, expresó El Aissami.

También agradeció al embajador de la República Islámica de Irán en Venezuela, Hojjatollah Soltani, y a las tripulaciones de los buques que comenzaron arribar a los puertos venezolanos.

El Aissami, destacó que Venezuela tiene derecho a la libertad de comercio, a la cooperación bilateral con cualquier país del mundo, así como se demuestra hoy con Irán, cooperación impulsada por el comandante Hugo Chávez con la nación islámica, y consolidada y fortalecida por el presidente Nicolás Maduro.

“Hoy se levanta una voz de dignidad, una voz de resistencia, los pueblos tienen derecho a construir su futuro. No podemos permitir que ninguna potencia asuma un rol de super policía y dicte medidas que vulneren el derecho de los demás pueblos. Deben respetarse la soberanía”, reiteró.

El Aissami aseguró que este hecho demuestra la convicción y la determinación de los pueblos de sumar esfuerzos comunes para objetivos de desarrollo compartido que impacten en nuestros países, en el marco de un mundo multipolar, multicéntrico que está en el Cuarto Objetivo del Plan de la Patria.

“No vamos arrodillamos ante ninguna potencia. Somos un pueblo rebelde, un pueblo Caribe, lleno de glorias”, aseguró.

Durante el recibimiento del buque Fortuner en la Refinería El Palito, el embajador de Irán en Venezuela, Hojjatollah Soltani, recordó que en 2008 su nación sufrió una situación similar de bloqueo y persecución, y el comandante Chávez tomó la decisión de enviar buques cargados con gasolina a la República Islámica de Irán.

“Desde Venezuela ratificamos la vía de la diplomacia de paz, Venezuela es un pueblo de paz y de amor, que quiere seguir abriéndole el horizonte a los tiempos futuros, sin guerras, sin sanciones, sin persecuciones. Irán tiene esa determinación. Ya basta, que cesen las intenciones de dominación en el mundo sobre los pueblos que buscan su propio futuro”, sentenció.
FIN
IC/ ML 2020.