San Juan de los Morros, 29 de Julio 2020.- Hoy más de 250 familias de la parroquia Altamira, del municipio Santa María de Ipire, estado Guárico,  se llenan de emoción y regocijo por visualizar la materialización de la promesa realizada por el gobernador José Vásquez en su gira de campaña política realizada por allá en el año 2016, en la cual escuchó la necesidad de los pobladores sobre una planta eléctrica que abasteciera a la localidad con este servicio, la cual actualmente fue instalada y se encuentra operativa.

La alcaldesa Palmira Carmona agradeció en nombre de la población sobre la instalación de la plnta en la parroquia ALtamira

Así lo destacó el mandatario regional durante la transmisión de su programa semanal de radio y televisión número 96, en la cual enfatizó que a pesar de las adversidades diarias que se afrontan, se pudo dar respuesta oportuna a esta solicitud, a través de la Secretaría de Infraestructura y servicios públicos, a fin de garantizar el buen vivir de la población.

José Vásquez informó que se cumplió la promesa realizada en campaña a toda la población de Altamira

En este sentido, mediante un contacto realizado durante el programa desde la referida parroquia, la alcaldesa Palmira Carmona acompañada de los comisionados territoriales de la jurisdicción, evidenciaron el completo funcionamiento de la planta eléctrica la cual cuenta con un potencial de 500 kilovoltiamperio (kVA), la cual potenciará todo el sistema de electricidad, llegando a cada uno de los hogares, alumbrados públicos, calles y más.

Por ende, la burgomaestre en nombre de los ciudadanos expresó el agradecimiento hacia el Gobierno Bolivariano, quien ha brindado todo el apoyo a esta localidad que no contaba con un sistema propio y hoy día, pueden disfrutar de este beneficio.

Se escuchó y se cumplió al pueblo

El origen de esta solicitud radica en el año 2016, durante la campaña política a la Gobernación del actual gobernador José Vásquez, quien en sus primeras visitas, decidió llegar hasta la parroquia Altamira, para evidenciar y constatar las problemáticas que aquejaban a las familias.

Al momento de llegar, se encontró con la realidad que la localidad tenía para ese entonces 2 años sin electricidad, debido a que el motor de la planta existente se había quemado. Por ende, asumió el compromiso de ir recuperando el sistema de manera progresiva, logrando en una primera fase activar un plan B, hasta el día de hoy poder entregar e instalar un nuevo equipo gracias a una importante inversión realizada. /Ángelo Navarro.