Caracas, 26 de octubre de 2020.- A las 10 de la mañana de este lunes inicia la exhumación de los restos del doctor José Gregorio Hernández, El Venerable, como parte de una evaluación médica forense que dé testimonio del estado en que se encuentra, requisito exigido por El Vaticano para constatar que allí está enterrado el futuro beato y verificar si todo coincide con el acta que se redactó tras una primera exhumación en 1975.

La ceremonia coincide con el aniversario 156 del nacimiento del médico de los pobres, por lo que se espera un homenaje con cantos de vida y de resurrección.

Durante la jornada médicos patólogos, especialistas, y fiscales jurídicos de la Iglesia, que actúan como testigos forenses, extraerán las reliquias de primer grado, serán enviadas a la Santa Sede del Vaticano, en Roma.

La extracción de las reliquias “de primer grado”,  consiste en tomar pequeños fragmentos de huesos para su análisis.

El pasado 27 de abril la Comisión Teológica del Vaticano aprobó por unanimidad el milagro concedido por el venerable José Gregorio Hernández, a la niña Yaxuri Solorzano Ortega, y queda a un paso de su beatificación.

La noticia de su aprobación se dio a conocer en el país, el pasado 18 de junio.

Los restos de José Gregorio Hernández serán cambiados a un ala de la iglesia La Candelaria, en el primer trimestre del 2021, anunció en junio de este año el director general de Justicia, Instituciones Religiosas y Cultos del Ministerio del Poder Popular de Interior Justicia y Paz, Pedro Balza.

José Gregorio Hernández nació el 26 de octubre de 1864 en Isnotú. Fue un destacado médico y científico venezolano, con un amor especial por los más necesitados y una profunda fe cristiana que lo llevó en ocasiones a disertar entre lo tangible y lo inexplicable.

Es reconocido por la Iglesia Católica desde 1986, y por el entonces Papa Juan Pablo como “El Venerable”

El Médico de los Pobres murió atropellado en Caracas hace  101 años. Es considerado un santo en Venezuela y otros países por su labor en pro de los más desfavorecidos y sus reivindicaciones para reclamar más atención de los gobiernos hacia las regiones de interior de Venezuela. /VTV