San Juan de los Morros, 06 de Abril de 2021.- Desde la Iglesia San Juan Bautista ubicada en la plaza Bolívar, de la capital guariqueña, los feligreses conmemoraron el sábado de gloria, en la cual rememora especialmente a María tras la pérdida de su hijo amado, por lo que es un día de dolor y tristeza, destinado al silencio, luto, y reflexión, así como lo hicieron en el sepulcro María y los discípulos.

Es por ello, que el Monseñor Raúl Ascanio Chirinos, vicario general de la Arquidiócesis de Calabozo y párroco de San Juan Bautista, detalló “Nos encontramos en una semana santa atípica de esta terrible pandemia”, afirmó, destacando la iglesia como madre cristiana orientado a la población cuidarse como hermanos, por lo que las celebraciones cristianas han sido bastante restringidas, sin embargo han consolado y fortalecido al pueblo guariqueño en su fe y en su firme esperanza de Dios.

“Hemos celebrados esta semana mayor con poca participación en el templo debido a la pandemia que azota al país, por ello los medios de comunicación que son templos sin fronteras hemos llegados a los hogares guariqueños convirtiéndose en un templo”, sostuvo.

Asimismo, detalló que celebraron la pasión y muerte del señor Jesucristo, siendo sábado de Gloria donde bendijeron el cirio que representa al Jesucristo resucitado, el agua en la cual el pueblo ha profesado una fe sintiendo la presencia de la protección amorosa de Dios.

De igual manera, mencionó que durante la Semana Mayor cada familia se mantuvo reunida en su casa escuchando la palabra del Señor, teniendo en cuenta que fue como una iglesia domestica que vive el camino de Cristo, que a pesar de la cuarentena radical, consciente y voluntaria, las instituciones cristianas trabajan para renovar la esperanza, la unión, rezar por los enfermos y mantener el mejor comportamiento que lleve al país a vencer la pandemia./Ismaury Alvarez.