A pesar de ello nació el Poder Originario: El Pueblo en la Asamblea

El Poder Legislativo está en desacato desde el 2016

En un acto de desacato se pretende que se mantenga en el tiempo

En ninguna parte del mundo puede haber una institución del Estado que se declare en rebelión contra los poderes constituidos, el presupuesto nacional 2017 no fue presentado ante la Asamblea Nacional, sino ante el Poder Popular y el Tribunal Supremo.

Esto es lo que ha venido sucediendo, desde hace tres años específicamente el  5-1-2016,  en materia de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, cuya mayoría calificada de la derecha oposicionista fue alcanzada, por primera vez, desde el triunfo de la revolución bolivariana, socialista y  chavista.

Esta nueva mayoría parlamentaria, presidida por un señor corrupto, misógino y genocida, el día de la instalación de la AN, arrancó con un discurso de rebelión contra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela  (CRBV), ofreciendo la restauración de la IV República, de su derogada Constitución de 1961 y su  democracia representativa; desconocimiento del resto de los poderes constituidos,  con insultos a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Consejo Nacional Electoral (CNE), además de ofensas contra las damas que representan estos poderes, con total impunidad.

El presidente Nicolás Maduro ha insistido en el diálogo de paz

Amenazas sin efectos

Amenaza de salir del presidente Nicolás Maduro, como objetivo fundamental que se trazaron desde ese 5 de enero, amenazas personales, boicot al gobierno legítimamente constituido, porque esta mayoría oposicionista se autoerigió en suprapoder que desconoce toda institucionalidad y pretende dar un Golpe de Estado parlamentario, amparado en el apoyo e intromisión del Gobierno estadounidense.

Desacato de toda ley y norma, además de pretender legislar contra ellas y contra el mandante y soberano, que es el pueblo. Con estos antecedentes y violaciones por parte de esa mayoría parlamentaria contra la CRBV y las leyes, los demás poderes constituidos y en desacato abierto, ante el fracaso de la activación del Referéndum Revocatorio (RR) contra el Presidente, fraude con la recolección de firmas, y así,  convertirlo en una excusa para promover el caos y muerte, que a la  presente fecha, ya fueron conjurados estos actos terroristas, todo esto los ha llevado al punto inicial con el que comenzó su discurso el infortunado exdiputado fascista, Henry Ramos  Allup: destituir sin fórmula de juicio y sin fundamento alguno, al presidente constitucional de la República Bolivariana  de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

Ante esta circunstancia golpista, no es posible que un acto de “desacato” de la mayoría parlamentaria, contra las medidas dictadas por el TSJ, se pretenda que éste se mantenga en el tiempo, de manera indefinida o corregida cuando al que desacata le convenga circunstancialmente.

En un acto de desacato se pretende que se mantenga en el tiempo

AN se ha autodisuelto

Es decir, ese acto de desacato de la AN,  dada la mayoría que conforma su quorum,  significa que la AN se ha autodisuelto y no  es posible su funcionamiento en  el marco institucional y constitucional, lo que indica que ya es tiempo suficiente de tolerancia,  como para que el TSJ declare ya, la “Autodisolución de la AN”, porque ésta no  está actuando de acuerdo con  el estado de derecho o enmendó sus acciones anticonstitucionales, sino, todo lo contrario: se mantuvo en estado de rebeldía, lo que significa la inexistencia de la AN en concordancia con la CRBV, las leyes, las instituciones y su mandante, el pueblo venezolano, pues nadie los eligió parlamentarios, para que liquidarán la CRBV, dieran un golpe de Estado parlamentario, derrocaran al presidente Nicolás Maduro.

Y es así pues que si derrocan al presidente les quitarían las viviendas a los beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), eliminarán las pensiones de Amor Mayor, privatizarán la educación universitaria, limitarán la educación básica, media diversificada y profesional, privatizarán Pdvsa y, sobre todo, para que le  entreguen a EE UU el petróleo, el coltán y los recursos  minerales e hídricos de la Amazonía venezolana.

Hoy por hoy nace el Poder Originario, Asamblea Nacional Constituyente (ANC) instancia donde se mantienen las leyes como debe ser, además defiende los logros que ha puesto en marcha el Gobierno bolivariano, que es sin duda alguna darle el beneficio al Poder Popular./Jhoana López